martes, 20 de noviembre de 2012

Fanatismo incondicional

El problema de la sociedad es que vive en el presente sin saber vivir en el resto de tiempos. Como el "ejemplo a seguir" que es Estados Unidos para España, el cual los valores que muestra (falta de moral e inteligencia y el comercialismo capitalista que les caracteriza) los contagia y propaga por todo nuestro sistema cultural-social como son las pantallas, tanto grandes o pequeñas... genera una sociedad que vive en un falso y erróneo sistema "educacional" una moda pasajera como si fuese una forma de vida que roza el fanatismo irracional promovido por una multitud de masas descerebradas que defienden sus creencias sin fundamento alguno más que el argumento de que la moda que siguen es mundialmente famosa y conocida, y que no seguir algo así es sinceramente tachable de estupidez, cuando realmente pienso lo mismo considerando el término "tachable" como lo contrario que suele querer decir para emplearlo en un sentido más literal.

lunes, 19 de noviembre de 2012

El problema de la Educación

No todo el mundo puede permitirse la libertad de aprender por uno mismo, la verdadera educación es la que quiere y obtiene uno mismo eligiendo con libertad lo que quiere ser y lo que quiere saber, no imponiéndosela a uno lo que tiene que parecer y lo que no debería de aprender.

El problema de la educación es que en vez de responsabilizarnos con lo que nos gusta y motivarnos, se nos impone y obliga a memorizar datos que no sirven de nada, en lugar de recompensar al alumno por sus propios esfuerzos por aprender a su manera se le pide que se adapte al canon erróneo establecido por un sistema educativo que no debería de ser igual para todos.
Empezando por lo que tarda un estudiante en elegir qué quiere ser, y el camino que va a tomar. Si se impulsase a especificar las aptitudes y capacidades individuales de cada uno, tendríamos un sistema más adaptado y con mayores beneficios y salidas para todos. Tanto para el alto número de profesores que requeriría, como para que vengan preparadas las sociedades futuras.
Por otra parte, había que fomentar también no solo las formaciones profesionales que parece que no estén bien vistas, sino la forma de enseñar a un estilo más creativo donde no se exigiese tanta memoria si no una capacidad lógico-deductiva que fomentase el interés por estudiar en lugar del de aburrir con tantos trabajos, deberes y puntos de actitud que no llevan a ninguna parte.
Podría estar hablando y expresando formas de salir de este ciclo educacional en el que está España, en el que el fracaso escolar se podría comparar con el mismo fracaso del gobierno y sistema bancario, que  sigue pretendiendo mantener la "inocencia mental" cuando hay tantas cosas por cambiar y/o mejorar.

La educación del mañana: en un futuro habrá trabajos acorde a nuestra personalidad y gustos, y por su puesto, a la educación que hayamos recibido sobre ese algo que nos gusta. Y así, por ejemplo, el nivel de profesores de matemáticas se reduciría si aquel profesor matemático al que le gusta el arte, diese exposiciones y conferencias sobre "el arte de las Matemáticas y las matemáticas en el arte".

viernes, 9 de noviembre de 2012

Shore, Gandía.

No he visto ni una sola vez esta serie (aunque no creo que se merezca ese nombre) y sí, aún sin verla creo que todos podemos criticar con el nivel de destrucción que se crea oportuno, ya que realmente estamos criticando la sociedad en la que vivimos. Una sociedad en la que predominan más los valores que impulsan al sexo en una relación que las ganas de mantener una relación unida, y ya no solo entre parejas. Ya que estos comportamientos tan egoístas típico de los reptiles crean hostilidades y conflictos en una sociedad la cual debería estar avanzando en madurez e inteligencia, pero se retrasa por creerse innovadores y triunfadores, gente que cree que solo sirve para satisfacer sus más sencillos impulsos naturales, cuando hoy en día es, y empieza a ser, una simple necesidad más, la cual se está poco a poco empezando a olvidar que era un tema tabú y así poder quitarnos ese cinturón de castidad que la iglesia tanto había impuesto en esta sociedad.

Este personaje que abunda entre la fauna salvaje y descerebrada, típico de las películas americanas, no es más que una ilusión. Un mero concepto que entró en las casas a través de nuestros televisores y que pretende retroalimentarse ya sea por una cadena, que se asemeja más a un inodoro que a un canal de televisión, ya sea por las comedias comerciales que promulgaban el sexo como un invento revolucionario. Los hippies en Woodstock en 1969 ya proclamaban a los cuatro vientos el amor libre, la libertad de espíritu y muchos valores más que trascendían de lo carnal y se fusionaba la mente con el alma en muchos sentidos, aunque se pueda decir que solo es uno.
El amor libre de los hippies no se puede comparar con una orgía de Gandía Shore, y diréis ¿Cómo has podido mancillar el futuro de la paz mundial con esta soberana inmundicia de deshechos humanos? Bien, la única respuesta válida es que son totalmente los opuestos,  Por un lado tenemos el cuerpo, lo irracional y lo visceral, y por otro tenemos el alma o la mente, lo creativo e imaginativo y lo espiritual. 

Podemos crear una sociedad en la que el individuo medio es alguien que desea y necesita de otro alguien por puro deseo egoísta de satisfacción, o por el contrario creamos una sociedad con la base humana de seres empáticos que necesitan de otro porque les satisface mas el deseo de satisfacer que el de ser satisfecho. Con esta idea, y esta premisa, el mundo sería mucho mejor y más bonito, no la mierda en la que vivimos hoy en día, si es que... Siempre la misma historia, ¡ya es hora de cambiarla!