miércoles, 13 de marzo de 2013

Droides&Droides


El móvil es la abstracción de la consciencia, el creer que atiendes a otro sin tenerlo,
el ser importante o necesitado como mero egoismo de existencia que te hace creer
que eres alguien cuando en realidad solo estás siendo exclavo de una máquina,
en este caso el móvil, y creyendo que eres libre te atas a lo que crees que te conviene o vale la pena,
pero eso no es más que un convencionalismo erróneo que se tiene como excusa capitalista como si de esa forma fueras a sobrevivir mejor.

Pero de todas las cosas que hay que saber para la supervivencia, no tiene porqué llegarte de la red de información que llamamos mundo un ápice de apreciación intelectual que te diga que tu paso por este mundo ha valido la pena, pero crees que formando parte de una pequeña red personal de amigos, en vez de un grupo de confesados intereses, estás absorto ante la cuestión de si el tiempo resolverá a tu favor o de si esa chica saldrá contigo o no o si el nuevo look de ese nuevo cantante que se cree actor le favorece mucho o muchísimo.

Y mientras droides medio humanos medio robots ya andan por las calles con una absoluta dependencia por la tecnología avanzada en la comunicación a distancia, pero cuando se trata de entender cara a cara esa tecnología es inútil porque aún nadie ha sabido describir y explicar la comunicación del hombre de las cavernas, supuestamente más simple, pero a la vez necesaria para entenderse. Aunque si quiera hoy en día entienden su parte humana.

viernes, 8 de marzo de 2013

Agradecimiento a los revolucionarios

Como revolucionario detrás de las luces del día apoyo escondido a todos aquellos que sí tienen el valor, fuerza y voluntad para luchar por los derechos de todos. Anarquistas, comunistas, o simplemente "revolucionarios" que aúnan sus fuerzas en nombre de el resto.


Conozco gente que ha sido apaleada por el cuerpo de policías o antidisturbios en manifestaciones y no sé si algún altercado, pero desde luego creo que se tienen merecido el título de valientes todos aquellos que tienen por medalla moratones de porrazos y golpes. Los cobardes y pacifistas sencillamente esperan a que ganen estos guerreros la batalla para que una nueva cultura crezca, para que una civilización nazca tiene que morir la anterior. Pero al fin y al cabo, las ideas, la ideología y sentimiento predominante son las mismas. Estamos hartos de ser sometidos, estamos hasta el gorro de tomaduras de pelo, de corruptos y banqueros que se llevan lo que es de todo. Aquí cada uno sabe hacer lo que mejor sabe, unos escriben otros revolucionan de verdad, pero todos somos uno haciendo algo por todos y le tiene que sentar tan mal a todos como a nosotros que miseros y astutos ladrones pretendan y consigan sacarnos lo que es de todo. Dice mucho de un país su sistema, la corrupción que haya y las medidas para solucionar todo esto, pero como bien sabemos, nadie mueve un dedo por los derechos, por aumentar las penas, ya que serían estúpidos de hacerlo y nosotros de permitir que se salgan con la suya. No será por número, no será por conciencia social, no será por ganas. Si en un día se fuese a decidir todo el futuro del país o incluso del mundo, que cuenten no solo con mi voto y mi voz, que cuenten con mi cabeza que para lo único que sirve es para esputar palabras viejas ya oídas por todos una y otra vez. Si fuese a vivir en un mundo, que sea en uno en el que se le escucha hasta al más mínimo ser humano, como niños, y es que los niños tienen más razón que nadie. La vida es injusta, "qué injusticia" oía decir a una niña pequeña el otro día. Ya estamos creciendo en un ambiente de desigualdad, económica, social o de género, da igual, el caso es que con estas florecientes mentalidades no durarán mucho, no irán tampoco muy lejos hasta que sean encontrados por un nuevo sistema anticorrupción. Desde hackers verdes (por diferenciar de blancos) como Anonymous hasta cualquier luchador social que defiende sus intereses y los de los demás. Porque no nos pueden quitar aquello que nos han dado. Porque no pueden tomar prestado algo para no devolverlo nunca. Porque no nos pueden quitar lo que es nuestro, ni la libertad, ni el deber y derecho por vivir en un estado liberal y justo.


Al ser humano le queda poco para estar preparado para avanzar un poco más en la evolución, y muchos ya estamos más que cansados de esperar y es normal, con lo fácil que es hacer las cosas fáciles no me extraña que se pregunten todos "¿Por qué?". ¿Por qué tarda tanto? ¿Por qué no hay ya un cambio? Las cosas buenas se hacen de notar y de extrañar, pero mientras sigan en el poder quienes no quieren avanzar seguiremos estancados. Una pena que sea prácticamente la diferencia de una generación por lo que de aquí a veinte años, si las cosas no han cambiado a bien para quedarse así, habrá que tomar medidas drásticas, y no seré yo el que las tome ni menos las lidere, pero que cuenten con mi apoyo y mi cabeza. Si me tuviesen que usar como ariete puede que fuese de más ayuda que escribiendo esto, pero desde luego que si no fuese a servir de nada seguro, que de momento no cuenten conmigo. Seguiré reservando mi cabeza para un momento oportuno de victoria, o cuando todo haya pasado y haya que establecer algo nuevo y adecuado para todos. Sencillamente no veo necesario aún tener nada claro de lo que será esto si no llegamos al poder.
Pero lo que sí está claro es que la lucha no puede frenar ni un solo instante o pensarán que han ganado.