martes, 29 de abril de 2014

¿Se puede vivir todavía peor?

Sí, todavía se puede.
El gobierno tiene objeciones al respecto que no se pueden dudar considerando sus extensas dietas.
Lo han hecho mal, los políticos lo han hecho mal. Si querían que les persiguiéramos hasta la muerte lo han hecho mal. Aún nos dejaron un trozo de pan por el que no necesitar luchar un día más. Un pan común para todos, pero que por muy rancio y duro que se quede sigue siendo pan. Tenían que habérnoslo quitado, y subido más los impuestos (si no hay una ley que lo impidiese por qué no).

Que nos morimos de hambre y falta de ayudas y que el impuesto sobre la renta nunca salga a devolver... excepto los ricos con ese mezclado de champán y cava entre rayas de coca y palitos de pescado hecho a base de caviar.

¿Se puede vivir todavía peor? Bueno, pues joder, ellos sí. Y deben.

Si un par tienen que vivir peor para que el resto no mueran de hambre, de falta de medicinas o de inversión para trabajar y hacer algo por su vida para alimentar a su familia con palitos de algo que no es ni pescado, pues sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario