domingo, 7 de diciembre de 2014

Mucho tiene que ver el arte con la educación

Porque aprendemos con cada información que se nos da y no hay mejor forma de entender las cosas que por un medio audiovisual, o en directo con un profesor. El arte consiste en enseñar cosas, debilidades, flaquezas o problemas de la psique humana que están por realizarse o mejorarse a través del tiempo.
Dividir lo que es el "entretenimiento" de lo que es "necesario" atender es, en primera estancia, la diferencia y separación de lo que es un medio para dar a conocer un producto de consumo o servicio de lo que son ideas o formas de combatir un fallo en una organización y llevarlo a provocar un cambio para que todo vaya siempre a bien y se esté en constante mejoramiento todo.
Lo que es más sano, lo que podría beneficiar a una sociedad. Separando "lo privado" de "lo público", habría que determinar que hay una fuente de ideas -por absurdas que parezcan- que podrían llegar a ser un negocio para alguien y, por tanto, un porcentaje de parados menos. Quizá no sea responsabilidad de los artistas, pero ¿a quiénes se les van a ocurrir antes un trabajo o un producto que solventaría una necesidad social?
Interconectar una red de creativos que puedan dar ideas o aportar cambios para un futuro más esperanzador, nos ayudaría -por contrario que parezca- a ser más competitivos dentro de la cooperatividad.
Esto no solo ayudaría a crear empresas desde cero, sino a facilitar el flujo de información creativa que es aquella que hace actualizarse a una sociedad y mejorar e integrar en sí misma ciertas corrientes de pensamiento más rápido y ágil para hacer que se avance. Quizás el futuro de las soluciones esté el colectivo anónimo de las ideas creativas.

jueves, 4 de diciembre de 2014

Docentes generalistas

Eso lo único que dará será vía libre para los centros, coger a quienes quieran, sean amigos, conocidos o parientes más o menos cualificados. Teniendo en cuenta la cantidad de gente preparada que hay para ello, a menos que se ofrezcan prácticas remuneradas para aprender y entenderse con los alumnos durante un año (como tengo entendido que está) no servirá más que para dificultar el acceso y renovación de la plantilla de un sector tan castigado como los alumnos antaño que, precísamente, hace falta una actualización lejos del tradicionalismo que algunos centros osan mantener con ciertos profesores que ya pasan del medio siglo y, por tanto, de la actualización del sistema que tanto merece por su relevancia la educación.

Para la primaria aún está bien, pero, cuando yo lo hice (que no hace mucho) salíamos sin tener ni idea de inglés, y esto es lo que no puede ser hoy en día.