viernes, 14 de agosto de 2015

Creatividad Vs Memoria

La creatividad está reñida con la memoria, tanto en nuestra cabeza como en el actual sistema educativo. También está implícita en la capacidad de resolución de diferentes formas de un mismo término, como por ejemplo, suplantar alguna palabra en una frase que no se recuerda por otra parecida o parafrasear para no equivocarse llevando solo la idea de la cita de otra autoría que se quiere llevar.
Incluso en el día a día es más práctico ésta primera forma de inteligencia, ya que la memoria a penas nos sirve para -quizás- ahorrarnos tiempo en una segunda lista de la compra, no quedarnos comprometidos por no recordar el nombre o la fecha de alguien e incluso examinarse de una asignatura cuya materia implica recordar muchos datos como fechas o nombres.
Sin embargo, a la hora de repetir o cantar -por ejemplo- una letra, el colectivo popular suele ceñirse y aferrarse a lo que ha estado escuchando siempre una y otra vez. No es raro que algún cantante cambie alguna palabra por otra parecida o se ande entre las ramas con alguna estructura diferente, pero no es lo habitual.
Por todo esto, creo que sería práctico saber cuándo ceñirse a la memoria o escusarla con la creatividad, puesto que no hay otra forma inteligente de responder o dar con una solución a algo que requiere un proceso más largo o deductivo que llegar al propio recuerdo. Puede que sea porque, en caso de otros cerebros, la creatividad necesite menos impulsos y tire más del inconsciente, pero en mi opinión la mermoria requiere mucho más esfuerzo y capacidad de concentración.

jueves, 6 de agosto de 2015

Matriarquismo

Estaba leyendo una entrevista en la que hablaba un representante revolucionario sobre la necesidad de tener una figura patriarcal en el comunismo poniendo figuras reconocidas como ejemplo, y derivando en el tema sobre la represión de la mujer imaginé la imagen siguiente. Teniendo presente una sociedad como podría ser la del libro de Orwell 1984, trataba de concebir (valga la propia palabra la expresión de lo que quiero decir) una representación femenina al mando. Evidentemente la sociedad se compone de dos sexos, pero parece que biológicamente está más capacitado el hombre para poder inseminar (diversas mujeres a la vez) que la mujer poder dar a luz a diferentes bebés. Además de esto, me venía la imagen de la supremacía farmacológica -seguramente masculina- para impedir que ésta pueda tener una regulación hormonal estable mes a mes y pudiera quedar embarazada y, por lo tanto, volvía otra vez la imagen de la mujer al servicio del placer sexual del hombre. Pillase por donde lo pillase, tener la imagen de una mujer roja y fuerte como la de la revolución francesa y liberal como una dictadora podría no ser más que el comienzo de la destrucción entre otras sociedades (puesto que sería la primera, pero no la única en alzarse al poder)... y ya conocen a las mujeres. Competitivas, agresivas y duras emocionalmente; todo lo que un hombre desearía poder ser.